Diez claves para aumentar tu número de clientes

Conserva en tu cartera a las personas que te compran actualmente y llama la atención de las que no te conocen.

Al ser emprendedores, el primer reto que enfrentamos es identificar el mercado objetivo, ese grupo de consumidores que están dispuestos a adquirir nuestro producto o servicio.

Una vez que como emprendedores sabemos más sobre nuestra base de clientes y la razón por la que estos trabajan con nuestra empresa, la información puede ayudarnos a mantenerlos.

Sumado a ello, en el día a día de nuestro negocio, tenemos la necesidad de tener nuevos clientes. Para aumentar este número, te proponemos los siguientes pasos:

1. Lleva un registro de tus consumidores. Una base de datos para darles seguimiento a los clientes regulares y sus compras es esencial y te ayudará a saber cuáles son sus preferencias para asegurarte de que puedes darles lo que necesitan.

Mientras vas conociendo a tus clientes, obtendrás información de éstos como sus intereses, hobbies, requerimientos, entre otras cosas. Estos detalles pueden ayudarte a encontrar formas de iniciar una conversación y de tener algo en común.

2. Pregúntales cómo encontraron tu empresa. Cuando alguien realice una compra y pague sus productos, pregúntale cómo se enteró de tu empresa y descubre cuál es el método más efectivo para promover la misma. De ser necesario, repite la misma estrategia para que otros clientes dentro de tu mercado objetivo te encuentren.

3. Agradece a los patrones regulares. Muchas veces, la gente de negocios da por sentado a los clientes regulares. Si no les agradeces por su preferencia, otra empresa podría brindarle una oferta más atractiva y robártelos.

Agradecer a tus clientes puede hacer mucho, ya que los harás sentir orgullosos de estar contigo y de comprarte algo; a la larga ganarás su fidelidad.

4. Pregúntales si pueden ser una referencia. Hazles esta pregunta: “¿Cómo nos recomendarías con un amigo o colega?”. La mejor forma de saber la eficiencia del motor de crecimiento de la empresa es tomando el porcentaje de los clientes que son los promotores y restando el porcentaje de los que no lo son.

Esta red de clientes puede ayudar a los emprendedores a darse cuenta si está aumentando su base de consumidores leales. Date cuenta que la pregunta no es “¿qué tan seguro es que usted nos recomiende?”, sino “¿qué tan seguro es que usted nos recomiende a un amigo o colega?”.

Si la gente está dispuesta a recomendar tu negocio a un amigo, está dispuesta a poner en juego su propia reputación.

5. Pide referencias de amigos. Si tus clientes son leales y estás satisfecho con tu nivel de popularidad, significa que tus compradores actuales estarán felices de darte nombres de personas que podrían beneficiarse de tu negocio.

Un “gracias” puede hacer la diferencia.

6. Agradece a los compradores actuales por sus referencias. Yo siempre le recomiendo a mis amigos restaurantes que me gustan, algunos de los empleados de estos negocios me lo agradecen, otros no. Un “gracias” puede hacer la diferencia. Con el tiempo, tiendo a continuar recomendando aquellos que se dan cuenta y me lo agradecen.

7. Averigua dónde está tu cliente. Ahora que ya tienes claro quién es tu cliente, no basta con anunciarte y esperar que suene el teléfono.

En el cambiante mundo en que vivimos, los emprendedores que triunfan son aquellos que establecen una relación personal con su nicho de mercado.

Te sugerimos participan activamente en eventos, foros, conferencias y visitar con frecuencia páginas web, redes sociales, leer toda clase de contenidos y tomar clases en torno a las temáticas que interesan a tu nicho de mercado.

Cuanto más cercano eres, más confianza ofreces a tus clientes en potencia.

8. Aprovecha lo que ya tienes ¿Ya tienes una página web? ¿Realizas envíos de correo electrónico? ¿Ofreces a tus clientes ventajosos descuentos si te recomiendan? ¿Cuentas con un lugar donde nuevos clientes puedan leer acerca de tus casos de éxito y testimonios de personas satisfechas con tu producto? ¿Ofreces productos gratuitos en tu web para que el público se familiarice contigo antes de comprar?

No lo olvides, las mejores estrategias de promoción son las más cercanas y obvias. No dejes pasar cada e-mail, tweet, visita, amistad y cliente como puentes hacia una nueva oportunidad.

9. Siempre prueba algo nuevo. Evita caer en la rutina de repetir las mismas estrategias de promoción una y otra vez. Tenemos la tendencia de volver a lo conocido.

Realiza una lista de 20 cosas para conseguir nuevos clientes. Por lo general, las 10-15 primeras suelen ser una versión reciclada de métodos que ya estamos empleando pero, una vez pasado ese filtro, nos veremos forzados a crear de cinco a diez ideas que aún no habíamos tenido y que podremos poner en práctica de forma inmediata. ¡Inténtalo!

10. ¡Sé el mejor! Todo emprendedor, como todo artista, sabe que su supervivencia depende, principalmente, de su producto. Los grandes coaches artísticos aconsejan a sus clientes: “trabaja en el artista, no en el arte” y este es un principio que se aplica a la empresa.

Sé el mejor, causa una gran impresión, ten confianza en lo que haces y dedica todas tus energías a conquistar los dos milímetros que separan al medallista de oro del de plata. La impresión que causamos y la calidad de nuestro trabajo es nuestra mejor tarjeta de visita, y la que va a generar un mayor “boca a boca”.

¿Has aplicado alguno de estos consejos? ¿Qué tal te resultaron? ¿Recomendarías algo más?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s